enero 30, 2005

¿BARRAMANIA?

Son ricas, dulces, naturales y saludables y, aunque suene contradictorio, son golosinas. El nuevo hit de las tienditas, maquinas y supermercados son las barras de cereal y granola y cada vez más gente las escoge para comerlas a cualquier hora ¿será que se han convertido en una manía y en el alimento del siglo?
Los cereales son alimentos ricos en carbohidratos, nutrimento importante y necesario en la alimentación por ser generador de energía para las necesidades físicas y mentales diarias. Algunas de estas barras contienen cereales integrales cuya estructura no fue alterada por la refinación y de esta forma mantienen sus nutrimentos (fibras, vitaminas y minerales) y contienen menos azúcar simple. Pero ojo, porque muchas otras –las de cereales de azúcar y chocolate- abundan en azúcar y no contienen ni un gramo de fibra; y en cuanto a las vitaminas y minerales, no hay de que preocuparse, la mayoría están fortificados con estas.
Hay una variedad impresionante de sabores, que por lo mismo, las opciones son muchas y a veces puede resultar difícil elegir. Las barras que contienen sólo cereales y frutas son las más indicadas para los que quieren cuidar su figura, porque son bajas en calorías y las que menos grasa contienen. Para los que quieren más energía las mejores son aquellas que incluyen café, nueces, chocolate, coco o leche, que están diseñadas para deportistas. A los niños que tanto les gustan los dulces y chocolates, existen las barras de cereales de diferentes marcas con trocitos de chocolate, coco o cacahuates. Y para los que el dulce no es su máximo, ya existen las barras de cereales saladas, que contienen castañas o nueces de la india, trocitos de botanas o soya granulada.
La falsa creencia que se tiene sobre estas barras, tanto las de cereal como las de granola, es que mucha gente piensa que por el hecho de estar hechas de granola o de cereales integrales, son excelentes para nuestra salud. Pero la realidad es que la mayoría –con excepción de contadas opciones- tienen hasta 200 Kcal por barrita y están hechas con grasas parcialmente hidrogenadas (grasas trans) que son las que utilizan para hacer las donas y otros alimentos fritos y se ha visto que estas grasas provocan que se tapen las arterias y produzcan a la larga enfermedades cardiovasculares. Las de cereal están un poco más moderadas conteniendo 150 Kcal por barrita y hasta 14 g de azúcar ¿No creen que sean demasiadas calorías y azúcar por una barrita de 25 g?
Yo entiendo que sean la mejor opción para mandarlas de lunch a los niños o comerlas mientras vamos al trabajo por falta de tiempo para desayunar o para matar el hambre de media tarde, pero estoy segura que podríamos escoger mejores opciones.
Hay que regresarnos 10 años cuando estas barras no existían ¿recuerdan qué comíamos? quizás la opción es volver a mandar de lunch un sándwich de atún o queso o galletas maría con crema de cacahuate con una fruta o, de plano recurrir de nuevo al cereal con leche, donde mínimo el cereal se acompaña de un alimento que contiene proteína y grasa y, promoviendo así que consumamos los 3 grupos de alimentos, evitado darle sólo azúcar a nuestro cuerpo. Sí somos de los que salimos corriendo al trabajo hay que procurar, aunque sea, acompañar la barra con una fruta y un yogurt o escoger en lugar de la barra unas galletas tipo Kracker o Honey Bran.
Sí de escoger barras se trata…personalmente les recomiendo las de Special K, en cualquiera de sus presentaciones –que son las que menos calorías y grasa tienen y un poco más de fibra- o las nuevas que sacaron de Bimbo Silueta. Si de ricas en fibra se trata, las mejores son las de All Bran que aunque contienen algo de grasa, ésta es básicamente poliinsaturada –es decir grasa buena- y son una excelente fuente de fibra. No me gano comisión por esto, pero haciendo un análisis de barras, creo que son las mejores.
En mi opinión estas barras se han convertido en un éxito rotundo a causa de una guerra comercial, donde cada compañía va viendo cómo sacar la barra más atractiva, que pueda cumplir con las necesidades y expectativas de nuestra sociedad que vive en constante acelere y ya ni tiempo tenemos de prepararnos un sándwich. No se dejen engañar y lean bien las etiquetas para saber bien qué estamos comiendo y cómo cuidar mejor nuestra salud.

2 comentarios:

Reyes López E. dijo...

Es verdad que la publicidad juega un papel preponderante en los hábitos de la gente, y uno ya no sabe si el problema es la falsa o engañosa publicidad que vemos, o la falta de información y cultura de la gente que hace caso a esa publicidad. Y es que muchas personas deveras creen que estos productos son una maravilla, dietéticas y nutritivas. Pero al margen de la publicidad asociada a ellas, yo creo que su éxito radica en su bajo costo ($3.50 en promedio).

Gerald Schlesinger dijo...

Muy interesante la nota.
Soy tecnólogo en alimentos y estoy buscando barras de cereales saladas, hasta ahora sin exito.

Mucho te agradecería me comentes que productos estan ya en el mercado ( marca ), como los encuentro en algún sitio web y por último si me puedes dar una lista de ingredientes con los que están hechas

Agradecido de antemano espero tu respuesta en gschlesinger@blumos.cl